shLas cosas eléctricas también tienen su vida, por pequeña que ésta sea.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? Philip K. Dic
k

La instalación Esfera tecno–humana se centra en la contraposición de dos mundos diferentes: el mundo de los robots y el mundo de los humanos. La frontera entre ambos es difusa y está llena de recelos debido al desconocimiento mutuo. Los robots ejecutan una serie de trabajos ajenos a la influencia de los seres vivos, hasta que éstos entran en el campo de los sensores y se disparan las alarmas. Los robots se sienten agredidos y adoptan una postura de enfrentamiento.

Aquí se recoge la última fotografía grabada en directo y en tiempo real de la instalación, donde se muestra el instante en que ambos mundos chocan, el momento en que un ser humano interfiere en el campo tecnológico.

Ricardo iglesias y Gerald Kogler